Pokémon Go

sábado, 22 de septiembre de 2012

“A LOS PIES DE LA NEGRA SANTA YO ME RINDO …A SANTA EFIGENIA YO LE ESCRIBO”

Por: Luís Pérez Manrique.
Dios bendice a su pueblo. El feroz cielo gris de setiembre, poco a poco se pierde irónicamente ante el señorío del astro rey. El sol resplandece y acoge al pueblo del señor. El canto armonioso de los ángeles es traducido con el retumbar de quijada y cajón. El día avanza en la tierra donde el festejo es hecho mujer; todos cantan, todos bailan y danzan como cohetecillos de navidad, saltando y saltando, levantando polvo hasta dar forma de una figura que se transforma en el de una mujer …en el de una mujer de piel morena y santa y en la que la mixtura de su gente se rinde ante la mirada de su negra santa. Aquella princesa de Etiopía que en su color, refleja el amor de sus hijos, que reina, protege e intercede ante Dios señor nuestro; porque fue Santa Efigenia quien le sugirió al todopoderoso crear el paraíso en Cañete, y ¡Sí señores!, Cañete es el paraíso.
¿Qué está pasando? ¡Veo angelitos negros bajar del cielo! ¡Oh mi princesa! ¡Oh señora del Arte Negro!; Gracias por colocar tu mano santa y morena sobre mi cabeza. A tus pies hoy me rindo y me transporto a aquella época en que a los lejos escucho un ¡Oye animal sangre sucia! …y ¡Sí!, los españoles con azote en mano, al negro esclavo lo trajeron. Bajo las sombras inciertas de los cañaverales, al negro esclavo lo explotaron. Con sangre y lágrimas derramadas, la libertad aclamaron cuando la carimba fue su cruz; pero ahí estas tú mi negrita, te veo intercediendo, bailando y cantando el panalivio. ¡Espera! dicen que un tal Ramón Castilla ha firmado la libertad …la noticia ha empezado a correr por los galpones como gato en setiembre …¡La esclavitud se ha terminado mi princesa! ¡Las cadenas de la esclavitud, destrozadas están!
Duermo y sueño …el frio del invierno apaga el sonar de un festejo. ¿Qué hace Usted allí? La veo triste y cubierta de polvo. Hola Don Sabino Cañas ¡Qué rico huele ese seco de gato eh! …¿Y toda esa gente festejando? ¡Oh entiendo! ¡Santa Efigenia sonríe y se feliz, hoy tienes visita! …mira es Caitro Soto y un cantar a ti ha venido a dedicar…”Santa Efigenia vamos a cantar, Santa Efigenia vamos a bailar, este festejo que te va a gustar” …y al ritmo de bongoes y cajón, tu procesión se ha iniciado. Tu pueblo de descendencia africana se cobija bajo tu bendito manto, pues desde hoy te han declarado como la Reina y Protectora del Arte Negro Nacional ¡Ya no eres más una santa gorrera! La Quebrada estalla con el son de los negros y el recital de decimas que Sabino tu hijo, te ha preparado; como el preparado de un estofado de gato negro …¿Gato negro?, ¡Sí! como el nombre de aquella legendaria agrupación sanluisina que gano su sitial en la Cuna del Festival del Arte Negro, al cual amas y bendices.
¿Otra vez triste morenita? ¿Por qué estas llorando? …¡Dios mío terremoto! ¡El templo se viene abajo! La luna y la constelación de estrellan gimen su brillo sobre la penumbra. Tu pueblo acongojado esta, ya sin casita estas. Pero ¡Qué olor tan delicioso!, las manos de tus hijos con su sazón y sabor, papas rellenas, antichuchos y picarones han preparado …¿Negrita estas bailando un festejo? ¡Eres feliz nuevamente!, tu pueblo de ladrillo en ladrillo, de picaron en picaron, tu templo ha levantado …porque Tu eres nuestra Santa Protectora.
Despierto y regreso a tus pies. Don Sabino en el cielo, hoy tu culto religioso en buenas manos has dejado. ¡Saquen el cajón! ¡Qué venga Manuel Donayre!, que te cante y te baile el “Negrito nací, me llaman Dominguito Aguilar, el festejo lo bailo muy bien, porque soy de San Luis ¡Cañete, eso sí!” ¡Que empiece la jarana negra! …¿Qué está pasando allí? ¿Cuál es el alboroto? …¡Es Mamainé!¡Es Mamainé! –grita un negrito con su polo del Alianza Lima– ¡Y así es!, Maminé y sus niñas, la sazón y el ritmo negro a tu reino desde Chincha han llegado en compañía de las siervas con el fino color ébano de la Hermandad de la Virgen del Carmen. …¡Oye mulato! ¿Quién se comió mi gato? –pregunta Patricio–, el grito del silencio llego a La Quebrada …¡Disculpa Patricio!, pero ese chicharrón te quedo exquisito –responde Jorge Brignole, tocándose la pancita– …¡Sí señores!, el curruñaucomo un agregado folclórico se hace presente en la tierra que pisó aquella vez Julio Luna Obregón, que con su libro “Santa Efigenia: La negra santa”, mayor conocida tu costumbre y tradición se ha hecho …porque es a San Martín, al Señor de los Milagros y a ti morenita, que el pueblo afroperuano se identifica y protege, porque eres parte de la trilogía negra de la antropología religiosa del Perú …y sobre todo, sobre la cúpula, porque eres la “REINA Y PROTECTORA DEL ARTE NEGRO NACIONAL” y tus fieles devotos al ritmo de zamacueca y festejo estallando están, como las bombardas de colores que brillando en el cielo están. Finalmente, a tus ojos te miro y te digo que; seguiré relatando la vida a colores de los afroperuanos, que no siendo de piel negra, tengo el alma de negro y difundiré tu arte negro por costa, sierra y selva.

No hay comentarios: