Pokémon Go

DE RIPLEY! HIJA DE NOTARIO MOISÉS MUÑOZ DEFIENDE SU PROPIEDAD Y TERMINA SIENDO SENTENCIADA

En un hecho que llama poderosamente la atención, la dueña de un terreno en Lunahuaná denuncia destrucción de su lindero y termina siendo ...

lunes, 15 de agosto de 2011

HAN PASADO 4 AÑOS DEL TERREMOTO QUE NOS CASTIGÓ Y MUCHOS SIGUEN ESPERANDO SUS “BONO 6 MIL”

Hoy 15 de agosto de 2011 suman ya 4 años de aquél día trágico y destructivo para los cañetanos así como para nuestros hermanos de Chincha y Pisco, los más afectados por el terremoto que tuvo 7.9, que no solo son números que reflejan la magnitud sino que nos recuerda que algunas autoridades le pusieron de marca a una producción de pisco que regalaban a quienes apoyaron a los damnificados y que se distrajeron en tal ridiculez antes que realmente atender a los que –hasta ahora- no cuentan con viviendas donde vivir dignamente.


Mucho se habló y se denunció, pero casi nada se hizo para remediar el problema que significa que existan familias enteras que aún siguen viviendo en casas prefabricadas o de esteras.


En Chilca saltó el escándalo cuando una denuncia periodística televisiva señalaba como se “traficaba” con los bonos 6 mil, pero todo no pasó más que de un show mediático y tal parece que el tiempo le dio la razón al ex alcalde de dicho distrito Pablo Nalda Quiróz, quien dijo que todo no era mas que una cortina de humo para que Alan García dejara de entregar mas bonos, ya que no hay ninguna persona sancionada por lo que se dijo en su momento.


En distritos como el de Imperial se dijo,(claro, la clásica “se dijo”) pero no se denunció formalmente a nadie de quienes se “decía” vendían los bonos, haciendo el gran negociado de su vida.


Llegaron donaciones alimentarias pero algunos insensatos alcaldes prefirieron que se pudrieran o llevaran antes que entregar a quienes realmente lo necesitaban.


Se permitió que familias enteras se posesionaran de terrenos como en “Los Molles”, pese a que es una zona inapropiada ya que su única puerta de ingreso es la del Estadio “Oscar Ramos”, creando una gran incomodidad a los que cada fin de semana van a relajarse a ver los encuentros futbolísticos. Pero se dijo además que dicha gente al construir sus casas de palos y esteras se convertían en una bomba de tiempo, bomba que explotó y provocó un pavoroso incendio a inicios de este año. El alcalde de Imperial les dijo que no deberían seguir ahí, pero nadie se quiere retirar del lugar.



Aún hay personas que creen que siguen entregando los bonos 6 mil y visitan cada mes las diversas municipalidades para que les entreguen “lo que les toca”. Algunos se han esperanzado en ese bono que tal parece ya no se entregará, salvo que el nuevo presidente de la república, Ollanta Humala, diga lo contrario.


A propósito del nuevo presidente, la semana pasada estuvo en Pisco visitando a los damnificados y ahí solo se acordó de ellos y los chinchanos, de los cañetanos no dijo absolutamente NADA. Parece que la historia se volvería a repetir como con el egocéntrico Alan García.


Hay Asociación de Damnificados del 15 de agosto del 2007, quienes a través de sus dirigentes, han pedido por todos lados, han tocado puertas por todos lados, han reclamado y NADA.


Hubo autoridades municipales que poco o nada apoyaron en la reconstrucción y más bien sacaron provecho personal, según se denunció públicamente en su momento.


Las nuevas autoridades poco o nada han podido realizar porque el tema de la reconstrucción es costosísimo y le compete a las autoridades del gobierno central. Algunos aseguran que han pedido ante las instancias correspondientes, pero no han encontrado el eco esperado.


La autoridad regional hasta ahora no ha dicho esta boca es mía en este tema que involucra no solo a Cañete sino también a Yauyos.


Sin lugar a dudas que esta no es una fecha de celebración pero sí de recordación de los momentos terribles que nos tocó pasar y aún hoy -4 años después – poco es lo que se ha hecho en nuestra provincia.


No hay comentarios: