martes, 10 de diciembre de 2013

BEBÉ ABORTADA RECIBIÓ CRISTIANA SEPULTURA EN EL DISTRITO DE QUILMANÁ

La bebe no nacida, que fue encontrada flotando en una acequia en un terreno agrícola de “El Chilcal”, en San Vicente, recibió cristiana sepultura en el cementerio general del distrito de Quilmaná.
Fue gracias a las gestiones de la ciudadana sanvicentina Karina Valdez que se obtuvo el permiso respectivo del Ministerio Público para que esta inocente víctima de la insania de su madre, pueda recibir cristiana sepultura.
La niña fue bautizada como Angelita, por algunos campesinos quienes fueron los que encontraron el cuerpo y dieron cuenta del hallazgo a las autoridades.
Al acto de breve sepelio en el cementerio quilmaneño se hizo presente el padre Antenor Zegarra Tacsa, párroco de Quilmaná, quien pidió en su homilía por el alma pura de esta bebe y por el perdón que siempre otorga Dios para con sus padres por haber tomado esta nefasta decisión.
El digno sepelio para Angelita se realizó al promediar el medio día en el Cementerio General de Quilmaná, con la participación de la Presidencia de la Junta de Fiscales de Cañete, la Alcaldesa de la Provincia de Cañete, María Montoya Conde y el alcalde de Quilmaná, Celestino Yactayo Villalobos.
Cabe resaltar el apoyo solidario y humanitario que realizó la ciudadana ejemplar de la Provincia de Cañete, Karina Valdez, que ofreció regalar generosamente el cajoncito blanco y la ropita con la cual se pudo dar cristiana sepultura a Angelita.

Este caso que ha conmocionado a la población cañetana en general ha convertido a esta no nacida en la bebé símbolo contra el aborto, y se espera que sirva de ejemplo para quienes toman el camino errado en quitarle la vida a un ser inocente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

esa mujer esta loca como pudo matar a su bebita