jueves, 19 de diciembre de 2013

QUÉ UNIVERSIDAD DEBE SER LA DE CAÑETE?

Es la pregunta que fríamente nos debemos hacer, luego de confirmar que ya se autorizó el funcionamiento de la Universidad Nacional de Cañete, por parte de CONAFU.
Y es que , en estos momentos debemos dejar de celebrar y triunfar y comenzar a trazar el camino a seguir. Como ciudadano cañetano no solo debemos sentirnos orgullosos de que tenemos nuestra propia universidad, debemos pensar fríamente y analizar sobre ¿qué clase de universidad tendremos?
Hace pocos días el presidente de la república, Ollanta Humala Tasso, dijo una gran verdad: en el Perú hay varias universidades de “medio pelo”. Y razón no le falta cuando se da a conocer que del millonario presupuesto que se les ha asignado en este año 2013 a las universidades nacionales para que realicen investigaciones científicas , no han utilizado NI UN SOL, la mayoría de ellos.
Esto debido a que no se cuenta entre su plana de catedráticos a profesionales de primer nivel, que al menos hayan publicado algún libro de su autoría y solo se dedican a repetir los syllabus año tras año.
Si tuvieran científicos o maestros que impulsen las investigaciones tendremos casos como el de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) que logró poner en el espacio dos satélites, desde Rusia, y que forma parte de un proyecto que se inició hace cuatro años atrás y contó con el respaldo de las autoridades universitarias ,así como la participación de docentes y alumnos de las especialidades de física , ingeniería mecánica, ingeniería electrónica e ingeniería de telecomunicaciones.
Como se podrá entender hay un trabajo serio y responsable, ambicioso, futurista, que los estudiantes formen parte de proyectos ambiciosos, que no solo los vean y analicen, sino que formen parte de ellos.
Sin embargo, debemos tomar en cuenta una reciente encuesta realizada por IPSOS PERÚ, que realizó entre las 1,000 empresas con mayor nivel de facturación en el país sobre sus preferencias y rechazos a la hora de contratar egresados da una idea de cómo percibe la sociedad la enseñanza en ciertos centros de educación superior
Consultadas sobre de qué universidad privada no contrarían egresados, las compañías afirmaron que no se ‘jalarían’ a los que se formen en Alas Peruanas, Norbert Wiener, César Vallejo y San Juan Bautista, entre otras.
En el caso de las universidades públicas, las empresas señalan que no contrarían a profesionales formados en La Cantuta, Federico Villarreal y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, entre otras.
Un ejemplo cercano, un conocido joven que labora en un medio radial cañetano se presentó con sus documentos para postular a una plaza en una empresa limeña, cuando vieron de qué universidad procedía, le dijeron: gracias. Él egresó de una universidad particular cañetana , que tiene pocos años de creación y aún no trasciende , y por mas título profesional que emita dicha casa de estudios, aún no gana un espacio y consideración dentro de las empresas nacionales.
Por ello es que desde ya debemos exigir a los responsables de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional de Cañete a que vean bien a qué tipo de profesional pondrán a disposición de los estudiantes.
Si queremos ser una universidad más, que nos pongan a profesores intrascendentes, si queremos ser una UNIVERSIDAD de respeto y consideración, que trascienda y sea tomada en cuenta que vengan verdaderos MAESTROS y CATEDRÁTICOS de PRIMER NIVEL.
Cuando nuestros hijos realicen sus prácticas y les pregunten quién es tu maestro, que digan: ah, claro , si lo conozco, es una eminencia, y no: quién es? De dónde ha salido?, cuál es su aporte?
Que se contrate a profesores que al menos tengan un libro publicado, que realicen investigaciones, que sean verdaderos intelectuales, para ello el sueldo a pagarle debe ser el adecuado, ojalá que no por el hecho de recién comenzar, la universidad cañetana contrate a profesores de “medio pelo”.
Así como ahora vemos y escuchamos a personajes que se arrogan de ser ellos los paladines y luchadores que “hicieron posible” que se autorice el funcionamiento de la universidad de Cañete, queremos verlos en primera fila para exigir que la plana docente sea realmente de PRIMER NIVEL, sino , seremos una más de las tantas universidades que hay en nuestro país.

Dejemos de lado las celebraciones, y ahora pongámonos a pensar con cabeza fría, y hacer oídos sordos a los politiqueros que quieren jalar agua para sus molinos. A TRABAJAR SE HA DICHO, POR UNA UNIVERSIDAD DIGNA DE CAÑETE. 

No hay comentarios: