Pokémon Go

DIARIO DIGITAL BUENOS DÍAS CAÑETE, EDICIÓN 15 OCTUBRE 2021

DESDE CAÑETE PARA EL MUNDO

sábado, 19 de diciembre de 2009

ALUMNAS DE COLEGIO “SANTA RITA DE CASSIA” LLEVARON ALEGRIA A NIÑOS DE “NUEVO AYACUCHO”.

En una verdadera demostración de amor y solidaridad, un grupo de alumnas del colegio “Santa Rita de Cassia” de San Vicente llegaron hasta el C.P “Nuevo Ayacucho” en las pampas cañetanas de Concón con entrega de regalos, chocolatada, panetones, ropas y juguetes.

Encabezados por el Sub-Director Henry Ajalcriña, las alumnas de los grados 3º “E”, 4º “A” y 4º “C” llegaron hasta la frontera de Cañete con Chincha donde llevaron alegría y diversión a los niños de extrema pobreza que pasan sus días privados de muchas comodidades.

La promotora de la acción social fue la profesora Cristel Quispe Sánchez, quien laboró por 4 años en la IEP “Andrés Avelino Cáceres Dorregaray”, lo que generó un compromiso moral para con sus alumnos. Hoy, ya en otra institución educativa, no olvidó a sus niños y logró contagiar de ese espíritu navideño a sus alumnas quienes se unieron para llevar alegría a sus hermanos menores de la frontera cañetana.

Las alumnas se contagiaron de emoción y se pusieron manos a la obra recolectando en casa, con los amigos, con los vecinos y en las calles.

Un hecho que las pinta de cuerpo entero fue cuando un grupo de ellas se animaron a cantar en un céntrico restaurant sanvicentino. Dejaron de lado la vergüenza e hicieron algo que de repente nunca hubieran hecho. Cantaron y pasaron mesa por mesa para recibir algún dinero que les serviría para comprar dulces para los niños.

Ellas mismas se pusieron a seleccionar las ropas y juguetes, colocándolas en bolsas y separándolas por edades. Otro grupo se encargaba de preparar gelatina. Otro grupo de petipanes con pollo.

La actividad había sido programada para el día jueves 17 de diciembre, pero debido al bloqueo de la panamericana sur no pudieron llegar y tuvieron que regalar entre los cercanos la chocolatada y dulces perecibles.

Eso no las amilanó y volvieron a preparar para el día siguiente. Se concentraron en la plaza de armas de San Vicente y en dos combis partieron hasta su destino. El director del colegio Heber Ñañez Vargas recibió emocionado a la delegación escolar.

Era una mañana soleada, con un sol implacable, que no impidió a un par de ellas a meterse en pesados y gruesos muñecos de Winie Poo y Tigre. El show comenzó con la entrega de la clásica chocolatada y panetones que fueron recibidos de inmediato por los pequeños niños que muchas veces llegan al colegio sin probar bocado alguno.

Las alumnas se dividieron en grupos para repartir lo llevado. Mientras sacaban a bailar a los niños, algunas entregaban gelatinas, bebidas a los niños y sus madres que llegaron al colegio enteradas de la actividad.

Para suerte de ellos el sr. Victor Mancini Echevarría, Jefe Zonal del Gobierno Regional de Lima llegó inopinadamente e hizo entrega de pelotas por encargo del presidente Nelson Chui Mejía, gesto que fue agradecido y aplaudido por los presentes.

El show continuó y hasta los profesores del colegio se animaron a bailar, la alegría era general. Tras una serie de juegos con los escolares se procedió a la entrega de los juguetes y ropas, hasta las madres de familia recibieron lo suyo. Buscaron a madres gestantes ya que tenían un coche para bebé que obsequiar. Una de las ex alumnas del plantel fue la beneficiada.

Pero la nota que conmovió a todas las alumnas sanvicentinas fue cuando llegaron a la casa de Bruce Willis, un pequeño niño que sufre de síndrome de Down y que inmediatamente se robó el corazón de ellas que pugnaban por tomarlo entre sus brazos.

Lo encontraron junto a su humilde familia. Esperaron a que lo cambiaran de ropita. Luego ellas le obsequiaron juguetes y ropita para él y sus hermanitos. Se puso contento cuando le dieron su panetón. Cuando recibió su regalo inmediatamente lo abrió y se puso a jugar, eran carritos.La mamá de Bruce agradeció el gran gesto de las alumnas santaritenses. Las fotos no se hicieron esperar y todas se turnaban para perennizar el momento al lado del pequeño Bruce.

Al momento de despedirse del lugar una de las alumnas tomó el uso de la palabra y anunció que el próximo año volverán con muchas mas cosas por que sus hermanos de tan alejado lugar merecen ser atendidos mejor.


El director del colegio agradeció por lo hecho “ustedes niñas han demostrado que no hay edad para ser solidarios, ese gran gesto de llegar hasta las pampas y dar alegría a quienes mas lo necesitan siempre será agradecido”, dijo Heber Ñañez.


Ya en los vehículos de retorno a San Vicente todas dijeron TAREA CUMPLIDA. Que dios las ilumine y derrame sus bendiciones por ser tan solidarias.

No hay comentarios: