Pokémon Go

DE RIPLEY! HIJA DE NOTARIO MOISÉS MUÑOZ DEFIENDE SU PROPIEDAD Y TERMINA SIENDO SENTENCIADA

En un hecho que llama poderosamente la atención, la dueña de un terreno en Lunahuaná denuncia destrucción de su lindero y termina siendo ...

martes, 17 de marzo de 2015

JAVIER ALVARADO EN CAMPAÑA AL CONGRESO

Por: Vicente Sánchez Vásquez
Al fin se reveló la razón por la que en las últimas semanas la prensa toril arremetía contra la gestión de Nelson Chui sin descanso día tras día: preparar el camino para el retorno por todo lo alto de Javier Alvarado al ruedo político regional luego de su contundente derrota en las elecciones del 2014 donde ni siquiera pudo ser candidato y su movimiento perdió en la segunda vuelta. El objetivo del retorno: iniciar ya su campaña para ser Congresista de la República en busca de su impunidad ante las acciones judiciales que lo atormentan, y ante las dificultades de inscribir a su partido “Triunfa Perú”, lo que reduciría su capacidad de negociación para una futura alianza política que está obligado a realizar.
Para Javier Alvarado la manera más óptima de reaparecer en escena es convirtiéndose en el “top master” de la política regional, en el “primus inter pares” de los políticos de la región: caradura como él solo, hoy no le tembló ningún músculo facial cuando le exige a Nelson Chui que trabaje más (cuando él paraba en concursos de belleza y carreras de autos), que puede asesorar a Nelson Chui a gobernar bien (¿o a chuponear bien?), a exigirle que continúe las obras que él dejó (sin presupuesto), y que es mentira lo del déficit de más de 40 millones, la pérdida de maquinaria pesada, el robo de equipos por doquier, y los encargos dinerarios que nunca se rindieron. Él no quiere que le vaya mal a Chui, por ello se ofrece a apoyarlo si lo desea. Palabras y más palabras para posicionarse como el político más preocupado de lo que él llama “mis maestros”, “mis agricultores”, “mis jóvenes”, nunca tan abandonados y engañados como en sus cuatro años de gobernante.
Así que estamos avisados. Ningunear al Gobernador Regional y mostrarse superior a la actual gestión: esa será su estrategia de aquí hasta las elecciones de abril del 2016. Según su óptica, involucrar a la gestión regional en el proceso electoral nacional que se avecina, es la mejor manera para él acumular y llevarse por delante a los demás contendores que aparezcan en los próximos meses. La pregunta es: ¿tiene que seguir siendo el Gobierno Regional de Lima el mero instrumento que fue los últimos cuatro años al servicio de los intereses personales de un político inescrupuloso y cínico? La población votó el año pasado en contra de esa manera de gobernar, y de ninguna manera podemos permitir que Alvarado crea que puede seguir haciendo lo mismo en los próximos 12 meses. El actual gobierno regional que preside Nelson Chui está dedicado a gobernar al servicio de la población, y no participará ni directa ni indirectamente en el proceso electoral nacional que se avecina, donde lo que hay que evaluar es la gestión de los 4 congresistas elegidos el 2011 y no la gestión regional elegida el 2014.
Desde un punto de vista de política electoral, Alvarado debió haber reaparecido en mayo o en junio de este año. ¿Por qué adelantar el cronograma? ¿Ya no le pasó que por adelantar el cronograma de su lanzamiento anticipado a la Presidencia de la República ha tenido todos los problemas políticos que todos conocemos? El Rey Toro pareciera que no escarmienta pero en realidad su decisión de salir en marzo se explica por la última parte de su entrevista: que le “faltan unas firmitas” para inscribir su partido, partido que recaba firmas hay que recordar, desde el 2011!!! Salir más tarde le retrasaría la inscripción de Triunfa Perú y él sabe que sin partido ni siquiera podría tener un lugar asegurado en una lista congresal. Hasta para el menos agudo lector político de la Región Lima, está claro que Javier Alvarado no tiene opción alguna a la Presidencia de la República, y que el espacio más asequible sería el Congreso de la República. Bueno, sucede que las reformas políticas que viene aprobando el Congreso podrían incluso dejarlo sin posibilidad de participar en ese espacio. En efecto, si por ejemplo, se eliminara el voto preferencial y se tuviera que votar por lista, se restringe más la posibilidad de entrar: ser el número 3 o 4 de alguna lista prácticamente es participar por gusto. Básicamente, para tener éxito, tendría que ser de un partido fuertemente votado y ser cabeza de lista. Por eso Alvarado necesita con urgencia inscribir su partido, hacer alianza con un partido favorito y ser cabeza de la lista congresal en la región.
Finalmente, está claro que los intereses personales de Alvarado no son los intereses de la Región Lima. Ya sabemos que en el supuesto negado de ser elegido congresista, Alvarado va a hacer campaña contra la gestión hasta el 2018. Por ello, el Ing. Nelson Chui tiene que seguir en la ruta trazada desde el primer día y que a 75 días ya se tienen algunos resultados concretos: ya se está por licitar el hospital de Cañete con el presupuesto adicional que no puso Alvarado, se ha logrado financiamiento del Hospital de Huaura que va a ser uno de los más modernos del país, ya se pagó el terreno de Los Anitos para el Hospital y la Universidad de Barranca, se viene avanzando las gestiones para los trenes de cercanías y el puerto de Chancay, la gran empresa generará nuevas inversiones en la región por más de 100 millones de soles, y otras medidas más para generar empleo y producción incluso exportable.
¡Así que ya estamos avisados! El toro salió al ruedo. No sabe el torero que tiene al frente.

No hay comentarios: