lunes, 20 de junio de 2011

DENUNCIAN AHORCAMIENTO DE DETENIDO EN CARCELETA DE LA COMISARÍA DE SAN VICENTE

Una extraña muerte en la carceleta de la Comisaría de San Vicente ha conmocionado a los familiares de Luís Willy Ravello Aparicio de 39 años de edad.




El hecho ocurrió el último sábado 18 de junio, cuando el occiso se trasladaba por el sector de Viales en San Vicente, siendo intervenido por efectivos de la policía nacional, al haber sido denunciado como el autor del robo de algunos sacos de arroz.




Los efectivos lo trasladaron alrededor de las 3:30 p.m hacia la carceleta de la comisaría de la Policía Nacional, desde donde Ravello se contactó con el dueño de la mototaxi, quien se apersonó al lugar para recoger su vehículo, hasta ese momento se le pudo apreciar con vida, ya que inclusive le dijo que “más tarde salía”.




Sin embargo minutos después fue trasladado de emergencia hacia el Hospital Rezola donde certificaron que había llegado cadáver y que su muerte se habría producido horas atrás.




Según denuncian los familiares la muerte se habría producido en el interior de la misma carceleta y habría sido torturado por los efectivos policiales que se habrían extralimitado. Señalan los denunciantes que los agresores habrían estado ebrios.




En la casa del occiso, en la calle Huancayo de Imperial, piden que se realice una investigación exhaustiva contra los efectivos que se encontraban de turno identificando a algunos de ellos como los sub oficiales Cárdenas, Paulet y Pachas.




Los familiares mostraron los resultados del médico legista que arroja que la muerte se produjo por ahorcamiento con objeto metálico, por lo que acusan directamente a los efectivos ya que su muerte se habría dado en el interior de la comisaría.




Al cierre de la presente edición no se ha escuchado ni conocido de alguna información oficial de parte del comisario de San Vicente, Cmdt. PNP Luís Herrera Ayca ni del jefe de la PNP de Cañete, Crnl. Henry Lizetti.




Extraoficialmente se conoce que ya los representantes del Ministerio Público han tomado las investigaciones del caso así como que la Inspectoría de la PNP hará lo propio.




El occiso deja en la orfandad a esposa y 6 hijos que lloran su extraña muerte, y exigen se les haga justicia determinando a los responsables del hecho que enluta una familia imperialina.