Pokémon Go

DE RIPLEY! HIJA DE NOTARIO MOISÉS MUÑOZ DEFIENDE SU PROPIEDAD Y TERMINA SIENDO SENTENCIADA

En un hecho que llama poderosamente la atención, la dueña de un terreno en Lunahuaná denuncia destrucción de su lindero y termina siendo ...

viernes, 10 de julio de 2015

INSTALAN BLOQUEADORES DE TELÉFONOS CELULARES EN PENAL DE CAÑETE

En una ceremonia pública encabezada por el ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, y el jefe del Instituto Nacional Penitenciario, Julio Magán, se inauguró hoy de manera oficial el nuevo sistema de bloqueadores para señal de telefonía inalámbrica y señal de wifi en el penal de Cañete.
Se trata de cinco paneles instalados en el recinto penitenciario que desactivan la señal de telefonía y con ello evitan que los reclusos, por medio de celulares que alcanzan a ingresar de manera ilícita, efectúen llamadas para extorsionar a la población.
El titular de Justicia destacó que el uso de este mecanismo bloquea en un 100 por ciento todas las operadoras de telefonía celular.
Además, remarcó que a partir de ahora los internos tendrán que hacer uso del denominado "Azulito", una tarjeta que los familiares de los reclusos deberán recargar para que sus parientes puedan hacer uso de los 89 teléfonos públicos instalados en el interior del reclusorio.
"Cada interno tienen una tarjeta. Cada tarjeta funciona con un código y  los familiares recargan a favor de sus parientes determinada cantidad de dinero que, inmediatamente, se deposita como saldo en a su tarjeta; es así que el interno empieza  a utilizar  con su tarjeta  y con su clave los teléfonos que están ahí", precisó.
Las llamadas que salgan bajo ese mecanismo costarán 22 céntimos el minuto y serán registradas; el receptor de las mismas recibirá un mensaje en el que se le informa de dónde proviene la comunicación que está por recibir, a fin de tener la potestad de aceptarla o no. 
"La persona queda en absoluta libertad de poder aceptar  o no dicha  llamada. De esta forma estamos contribuyendo de manera significativa a combatir las llamadas de extorsión que se generan, en este caso, del penal de Cañete", enfatizó.
En otro momento, Adrianzén hizo un llamado a los familiares de los internos para que cesen en su intento de ingresar celulares a los penales, y a los reclusos a que entreguen los aparatos que pudieran tener en su poder, ya que estos ilícitos "ya no tendrían sentido". 
Por último, anunció que se tiene previsto implementar este sistema, que forma parte del proyecto de Prestación de Servicios de Seguridad Tecnológica en Prisiones, en 40 de los 67 penales que funcionan en todo el país, siguiendo con el penal de Huaral, y posteriormente con otros recintos de Lima y el interior, con especial prioridad en aquellos donde exista mayor incidencia de llamadas para extorsionar.

El establecimiento penitenciario de Cañete alberga a 2,045 internos.

No hay comentarios: