jueves, 27 de octubre de 2016

EX PRESIDENTE DE UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAÑETE CUESTIONA A SUCESORES: “DEJÉ A UNA NIÑA CAMINANDO Y HAN LLEGADO SUS PADRASTROS”

El ex presidente de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional de Cañete, Manuel Borja Alcalde rompió su larga cura de silencio desde que salió del cargo y ha fustigado duramente a los nuevos responsables.
A través del sintonizado programa “Democracia en radio”, que conduce Rubén Auqui Cáceres, Borja Alcalde cuestionó que se haya paralizado la obra de construcción del campus universitario asumido por las actuales autoridades de la universidad cañetana.
“no sé con qué criterios técnicos están diciendo que la obra está mal hecha, supongo que tendrán un equipo técnico o la Contraloría se habrá pronunciado, para estar diciendo eso (que está mal)”, señaló.
De otro lado, lamentó la situación por la que atraviesa la universidad, indicando textualmente:
“ya Cañete está viendo los resultados con la paralización de la obra, se ha desorganizado equipos, en fin”.
Sobre su salida del cargo dijo que no se explica con qué criterios el Ministerio de Educación lo retiró y designó a otros, cuando no evaluaron el trabajo que venía realizando, no le explicaron las razones por las que lo retiraron del cargo.
“me preocupa que la Universidad, que tanto anheló Cañete esté deteniendo su marcha por culpa de esta comisión. Ya nosotros estábamos avanzando con el tema del licenciamiento, con toda honestidad, pero el Ministerio decidió sustituirnos”, lamentó Borja Alcalde.
Añadió que cuando él fue designado para asumir la presidencia de la comisión organizadora, fue mediante una resolución firmada por el propio Ministro de Educación, sin embargo, su retiro fue por una resolución de menor cargo, expedida por el Viceministro.
Entrando a la polémica, Borja Alcalde dijo que la Universidad de Cañete es su hija, a la que tuvo por tres años y la dejó caminando y ahora llegaron sus padrastros.
Sin embargo, dijo que desea suerte a la comisión actual, pero les pidió que trabajen sin echar la culpa a nadie y si tienen que culpar a alguien, que tengan los elementos técnicos suficientes y claros como para lanzar sus juicios.
“un profesional no habla por hablar, tiene que hablar con fundamento y sin habla sin fundamento, no eres un profesional, eres cualquier cosa”, puntualizó.


No hay comentarios: