sábado, 4 de septiembre de 2010

JOVEN IMPERIALINO FUE CAPTURADO POR POLICIA Y LLEVADO A LIMA AL SER PRESUNTO AUTOR DE ASESINATO DE CURA LINAN RUIZ

Conmocionada se ha visto la población del distrito de Imperial al enterarse que uno de sus hijos es sindicado como el principal sospechoso del asesinato del cura Linan Ruiz Morales, a quien le quitaron la vida despiadadamente en una iglesia de Lima.

Carlos Antonio Navarro Fernández, es hijo del profesor y veterinario Navarro, cuya vivienda es por todos conocidos al estar al mismo ingreso del distrito de Imperial. Su madre una dama argentina que junto a sus hermanos son permanentemente vistos en la Iglesia, inclusive uno de ellos abrazó la carrera sacerdotal.


Cuando se escucharon las primeras informaciones de que el presunto asesino del cura y su ayudante sería un joven cañetano de apellido Navarro nadie se imaginaba que podría ser Carlos Antonio, sin embargo el operativo montado por la Policía Nacional , al promediar las 11 de la mañana de ayer, dejo atónitos a los vecinos y curiosos que pasaban por el lugar.


Navarro Fernández fue detenido y trasladado de inmediato a la sede de la División de Investigación Criminal (Dirincri) en la ciudad de Lima.


Su madre alegaba la inocencia de su hijo indicando que todo era mentira y un montaje de la policía nacional. Sin embargo hay un precedente delicado que no aboga por su hijo ya que mantiene un proceso como presunto autor de una fuerte agresión contra un integrante de la Marina que producto de dicha golpiza dejó de existir por lo que estaba requisitoriado por la justicia cañetana.


El futuro inmediato del joven imperialino es sombrío, tal y como lo señaló el reconocido abogado penalista, Mario Amoretti quien consideró que si dentro de las investigaciones tanto policiales como de la Fiscalía sobre el crimen del padre Linán y su asistente, se llega a establecer que Carlos Navarro, presunto asesino, tuvo la intención de robar y como consecuencia ocasionó la muerte de estas personas, podría ser condenado a cadena perpetua.


"Estaríamos frente a un robo agravado con consecuencia de muerte y allí la pena que se aplica es cadena perpetua y mas aún si se tienen en cuenta los antecedentes", afirmó en RPP.


Asimismo, refirió que por el enseñamiento y la crueldad que actuó el asesino para dar muerte a sus víctimas, se comprueba de que hubo voluntad de matar y se estaría frente a un homicidio calificado.

No hay comentarios: