martes, 7 de febrero de 2012

Inusual lluvia de verano en Lima continuará hasta el jueves, proyecta Senamhi

La inusual lluvia de verano que desde la tarde de ayer se registra en Lima y Callao continuará de forma esporádica hasta este jueves, con cielo cubierto en gran parte del día, pronosticó hoy el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).
 
Teresa García, meteoróloga de la institución, explicó que las precipitaciones superaron el litro por metro cuadrado en diversas zonas de la capital, e incluso se acercaron a los dos litros en distritos como Chosica, debido a los trasvases por efecto de las lluvias en la sierra peruana.
Detalló que este fenómeno climatológico no se repetía desde el año 2007, cuando la intensidad de las precipitaciones sobre Lima alcanzó registros similares. “La atmósfera continúa cargada y esto ocasiona cobertura nubosa”, expresó a la agencia Andina.
También estas lluvias copiosas de verano, atípicas para Lima, se registraron en los años 2004, 2002, 1998 y 1970. En este último año, se tuvo la precipitación más abundante de la historia, llegando a los 17 litros por metro cuadrado en Lima.
Estas lluvias también podrían repetirse alrededor de la quincena y a fines de este mes, manifestó la especialista, quien indicó que en esta semana el brillo solar será escaso y solo habrá una ligera resolana al promedia el mediodía.
Las temperaturas máximas en la ciudad fluctuarán entre los 25.5 y 26 grados Celsius, mientras que las mínimas podrían descender hasta los 19 grados. Los índices de humedad en este momento llegan al 92% y podrían diminuir a lo largo del día hasta el 78%.
Una inusual lluvia de verano se registró desde la víspera en la capital, ocasionando aniegos y charcos en diversas calles, e incluso en algunas estaciones de El Metropolitano, como la de Lima Norte, a la altura de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).
Algunos limeños -sorprendidos por el fenómeno- optaron por cambiar la habitual vestimenta de verano para ponerse casacas y polos de manga larga debido a este fenómeno climatológico. Asimismo, otras personas reemplazaron las sandalias por las zapatillas.